Quien se acuesta con críos…

… se levanta mojada. No olvidéis esto nunca, lo dice la voz de la experiencia (científica).
Tras varios experimentos científicos realizados en laboratorio y en campo, he podido comprobar que es cierto. Paso a relatar las experiencias:
Experimento número 1:
cuando mi sobrino era pequeño, quiero decir más pequeño que ahora, mi hermana lo dejaba un tiempo con nosotros en verano, lo cual ha sido de las mejores experiencias de mi vida, porque yo sustituía a su madre, y es muy gratificante. Al grano, esos días que pasaba sólo con nosotros, muchas veces tenía que dormir con él en la cama porque sentía morriña de su mamá, así que algunas de esas noches se hacía “pis”, lo cual es lógico porque era muy pequeño, y yo terminaba mojada. Conclusión: me acosté con un niño y terminé mojada.
Experimento número 2:
esta misma situación ha sido confirmada por numerosas madres y unos pocos de padres. Han tenido experiencias idénticas. Conclusión: si te acuestas con un niño terminas mojado.
Experimento número 3:
me lié con un niño de 24 años y terminé decepcionada. Al principio te daba lo mismo que uno mayor, pero con el tiempo ves que es todo una ilusión, todo se desmorona y sale la verdadera personalidad y las mentiras que te has creído. Conclusión: me lié con un niñato y terminé mojada de mis propias lágrimas. Aunque debe quedar claro que duraron poco, porque no derramo una lágrima en balde por quien no se las merece, y si se merecía sólo 4 lágrimas, yo echo 3, y la cuarta me la guardo para echarla de alegría por la liberación.
Experimento número 4:
me lié con un niño de 23 y terminé re-decepcionada y decidí no volver a hacer experimentos de este tipo (es decir, cometer este tipo de errores). Me dijo que me quería pero que no estaba seguro de querer seguir conmigo por razones absurdas e inmaduras. Superficial e inmaduro. Conclusión: me lié con un niñato sin principios y terminé mojada con mis lágrimas. Pero este se merecía menos lágrimas, sólo 2.
Conclusión final: los hijos te dan muchas alegrías y buenos momentos, y sólo una noche mala en que te mojan las sábanas, pero no nos importa porque son lo mejor de la vida. Los niñatos te dan también alegrías y buenos momentos, pero eso no compensa ni una sola noche de lágrimas porque te han faltado el respeto o te han humillado. Consejo: cuantos menos niños, más secos.
Conclusión 2: los seres humanos, por mucho que nos propongamos no cometer cierto tipo de errores, al final volvemos a tropezar con la misma piedra. Yo voy a cometer otra vez el error del experimento número 4, porque el arrepentimiento y el perdón también caben aqui, ¿no?
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Salud y bienestar y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Quien se acuesta con críos…

  1. Jose dijo:

    SIMPLEMENTE GENIAL….
     
    AKI UN "HOMBRE" TE LO RECONOCE…
     
    UN BESO, IENTIFICA….
     

  2. Anabel dijo:

    Desgraciadamente la decepción de levantarse mojada no es tan sólo con los crios. Si unicamente se limitaran a estos no tropezaríamos tantas veces con la misma piedra.
    Todo el mundo se merece una segunda oportunidad, incluso podríamos decir una tercera. Pero no una cuarta y mucho menos una quinta!!! .
     
    Prima, pk todo lo tengo que llevar al terreno personal?
     
    Te quiero mucho.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s