Falacias del pensamiento

“Cada vez que lavo el coche llueve”: ¿puede ser falsa esta afirmación? puede tener una explicación, quizás sea al revés, cuando ves que va a llover lavas el coche. Esto puede ser porque notas la humedad de la lluvia que va a caer, subconscientemente piensas “agua—coche” y decides lavar el coche. Tu subconsciente es muy orgulloso y decide (por ti) echarle la culpa a la lluvia.
“Los gatos siempre caen de pie”: puede ser falso también, porque a ver ¿cuántos experimentos se han hecho al respecto? y si ves que un gato va a caer de lomo ¿quién mantiene la mirada? normalmente apartamos la vista para no ver el daño que se va a hacer. Y si alguien la mantiene fija en el gato es un morboso y, por vergüenza, no podría reconocer que ha mirado así que nadie sabría cómo ha caído el gato realmente. Así que no hay pruebas de que el gato caiga siempre de pie. De hecho, ¿de dónde viene la expresión “deslomarse”? ¿no sería de algún gato que cayó de lomo y se DESLOMÓ? creo que está algo relacionado.
“Los tontos siempre tienen suerte”: falso falsísimo, lo que pasa es que nos da mucho coraje que a una persona menos inteligente o habilidosa que nosotros le pasen cosas buenas, creemos que nosotros nos merecemos todo lo mejor y que hacemos mèritos, pero no es así. La suerte la tenemos nosotros porque no somos tontos. A los tontos es a los que les ha caído la maldición ¿acaso no tienen bastante con ser tonticos?
“El perro es el mejor amigo del hombre”: la amistad es bidireccional: no puedes ser mejor amigo de alguien si ese alguien no es a la vez tu mejor amigo, y el mejor amigo del perro no es el hombre, ya que el hombre le pega, lo abandona, no lo cuida bien, etc. Por tanto el perro no tiene mejor amigo.
“Hacer ejercicio es sano”: ¿entonces cuando me cayó una pesa del gimnasio en el pie era saludable? ¿y cuando me torcí el tobillo corriendo era sano también?
“Lo que no mata, engorda”: mentira mentirosa, hay cosas que ni engordan ni matan: el agua. Te mata si te ahogas o sólo ingieres agua, pero desde luego engordar no engorda, a no ser que la aliñes con un buen trozo de tocino o una hamburguesa del McDonald’s
“La suerte de la fea la guapa la desea”: ni de coña vamos! ¿en que siglo vivía esta persona? desde luego en el XXI no! ahora todo se consigue por el físico y la guapura, ya puede ser la fea un Einstein o una Madre Teresa que no va a hacer nada suertudo en este mundo, si consigue algo será porque se lo ha trabajado, no por suerte. La única que consigue las cosas con suerte es la guapa, porque ha tenido la suerte (fíjate tu) de nacer guapa. Lo que la guapa podría desear de la fea sería la inteligencia, pero como no sabe lo que es no la echa en falta, aquí sí se cumpliría la gran frase “ojos que no ven, corazón que no siente”
Continuará…
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Reflexiones y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s