Recuerdos

Son muchos los recuerdos, los días distintos, las situaciones, los momentos, las personas… son muchas vidas pasadas, pero voy a exprimir mis neuronas para intentar listar 5 que echo de menos:
1- El 15 de Noviembre de 2005, sentados en una parada de autobús, no sabía si mirar a mi izquierda o mi derecha, hacia abajo o ponerme detrás de él para no tener que mirarle a la cara. El autobús que no llega, los nervios que me pueden, las palabras que no me salen, la mente bloqueada… menos mal que él rompió el silencio: “bueno, ¿nos daremos un beso, no?”. Sentí alivio, le besé, corto, rápido, volví a mirar al suelo. ¿Por qué tantos nervios? pero nervios felices. Por fin, ahora, sólo felices.
2- Enero del 93, un día muy lluvioso volvía a mi casa con Patricia, noche cerrada, aunque no serían más de las 9. ¿Por qué no llueve más como aquel día? No queríamos paraguas, no queríamos volver a casa y no queríamos llegar secas: ¡¡ vivan los charcos !! Nos metimos en uno y nos tiramos agua la una a la otra durante media hora, saltamos, salpicamos, corrimos… No sé cuándo volverán lluvias así, pero siempre he mirado al cielo para ver si volvía.
3- 29 de Enero de 2006: el silencio en la habitación era diferente, todo estaba amortiguado. Hacía frío fuera del edredón, lejos de su abrazo. ¿Era muy temprano o ese domingo nadie se despertó o se había parado el mundo? Algo en la calle, ese silencio, esa luz… algo decía que estaba nevando. No recuerdo ningún otro día en el que me haya levantado de la cama tan rápido y tan despierta sin tener obligaciones. Fue el mejor abrazo con nieve y nórdico que me han dado, los 10 minutos más tiernos. Y vuelta a la cama. Sí que era temprano y sí que se había parado el mundo, para nosotros.
4- Un día cualquiera de hace 4 años: este sí era un día normal en mi vida, cosas como las que voy a contar me pasaban continuamente: La Gorda y la Seca, con sendas bolsas en la cabeza a modo de sombrero, andando por Reyes Católicos, con un neceser en la mano y disparando a todo el mundo con el neceser. De esta guisa llegamos a mi barrio, donde nos encontramos con un niño paseando a su perro y nosotras intentamos comunicarnos con el perro “hola, venimos de Marte. Nuestra nave se ha estrellado en la Tierra”. Pobre niño, qué susto se llevó, tiraba del perro para irse corriendo, pero el perro queria decirnos algo, nos miraba, se relamía… no le entendíamos y teníamos prisa, habíamos visto al enemigo: un hombre cualquiera andando por la calle. Le apuntamos con el neceser-pistola, le llamamos y cuando miró le disparamos. No hizo nada, siguió andando ,pero al girar la esquina nos llamó y al volvernos nos disparó con un taladro ¿dónde lo llevaba?. ¡Qué batalla! Creo que nosotras nos morimos antes, recibimos disparos más potentes.
5- Julio del 98: ser madre no es fácil pero sí es bonito, aunque sólo fuera por 15 días y el hijo no fuera mío. Cuidar de mi sobrino 15 días ha sido de lo mejor que me ha pasado. Tenía la ayuda de mi madre, pero es que Álvaro no quería que nadie más le diera de comer, que nadie más le acostara, ni le bañara, ni despertarse junto a nadie más que a mi lado. Era muy satisfactorio, estaba feliz, aunque había momentos en los que quería hacer mi vida, pero su sonrisa, sus medias-palabras, su mirada… todo de él hacía que me quedara y quisiera hacerlo. Este recuerdo no me ha activado el instinto maternal, no quiero hijos, ya lo he dicho muchas veces, lo que echo de menos es tener a mis sobrinos conmigo.
Hay muchos más y seguramente mejores, pero estas sensaciones no van a volver: ya no voy a sentir esos nervios felices por empezar con alguien, ni haré locuras, ahora tengo más vergüenza, ni mis sobrinos necesitan que les cambie un pañal o les de la comida, volverá a nevar, pero siempre prevalecerá este día por ser el primero y en el que convergen mil sensaciones que forman una sola. Son sensaciones únicas.
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Acontecimientos y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Recuerdos

  1. ANTONIO JESÚS dijo:

    HOLA NANE!
    GRACIAS POR ESCRIBIR QUE DOS DE TUS MOMENTOS PARA RECORDAR TIENEN QUE VER CONMIGO. YO NO TENGO MUCHOS BUENOS MOMENTOS QUE RECORDAR ANTES DE ESTAR CONTIGO. PERO AL IGUAL QUE TE PASA A TI,TANTO EL 15 DE NOVIEMBRE DE 2005, COMO EL 29 DE ENERO DE 2006 SI QUE SON DOS SITUACIONES MUY ESPECIALES Y QUE JAMÁS OLVIDARÉ. Y TU SABES LA RAZÓN.
    MILLONES DE BESOS.TE QUIERO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s