Playa nudista

Este fin de semana nos hemos atrevido a ir a una playa nudista. Yo aún no me creo que fuera capaz, tengo mucho pudor y con tantos defectos que tengo jamás me hubiera imaginado desnuda en público. De hecho no me desnudo delante de nadie por mucha confianza que tenga.
Al principio iba muy animada, de estas veces que te entra la valentía y dices “venga vamos a hacerlo”. Cuando llegué allí me dió más reparo desnudarme, pensaba en mi cuerpo tan feo, pero cuando vi el ambiente, lo normal que es todo, que hay gente de todos los tipos: familias, jóvenes, viejos, parejas, amigos/as, personas solas, gordos, flacos, guapos, feos, etc, me animé a quitarme el bikini. Claro que primero miré y remiré que no hubiera nadie conocido.
La gente va a su bola, no hay nada de eso de personas que van a mirar, ni cosas así. Es como una playa normal, ni siquiera te fijas en que la gente va desnuda, y no se fijan en ti. Sí que había un par de chulitos dándose paseos con andares de palomo, como presumiendo, pero eso se ve todos los días por la calle.
La verdad es que estuvo bien, pero no creo que vuelva, no es lo mío, aunque me animé a desnudarme no estaba cómoda del todo. Además no me gustaría encontrarme con algún compañero de trabajo o un amigo de nadie, ¡qué vergüenza por Dios!
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Acontecimientos y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s