Ser y seguir siendo

 A veces (sólo a veces y cuando hay confianza y pocas horas de sueño) me cuesta responder con normalidad a las preguntas o comentarios evidentes, lógicos, a la vista del mundo. Me siento como si me trataran de tonta, tan tonta que me tienen que decir algo que sabes desde la cuna para que yo lo entienda, o repetirme las cosas mil veces porque con 999 no me entero. Mi reacción es ser irónica o mostrarme ofendida, respondo mal y dejo a la otra persona un poco cortada.
Luego me arrepiento de esa reacción, me da cargo de conciencia y me paso días pensando en mi forma de responder, casi se podría decir que me martirizo por dentro por ser así y me juro a mi misma no volver a dar una mala respuesta, sino tener más paciencia y ser más amable con todo el mundo. Pero no puedo, es algo que me sale de dentro, la ironía y el sarcasmo actúan por su cuenta sin pensar en el resto de mi persona o las consecuencias para los demás y para mi misma.
Por ejemplo, el otro día me repitió mi padre 6 veces seguidas (no a lo largo del día, ni con un intervalo de 3 minutos, sino una detrás de otra sin hacer una pausa para respirar) que porqué las fotos de la cámara digital estaban desordenadas, porqué no aparecían por orden cronológico. La primera le dije que no lo sabía. La segunda le volví a decir lo mismo. La tercera respondí un poco más impaciente que ni idea. La cuarta me inventé una razón (le dije que las ordenaba por un número que si lo desglosas es la fecha y hora a la que haces la foto: una foto hecha el 24 de julio a las 19’30 está codificada con el número 2407071930 (o 0724071930 si eres anglosajón), y por eso cada una tenía una posición dependiendo de la hora y el día, creo que no tiene mucha lógica, pero no se me ocurrió otra cosa para quitármelo de encima). La quinta no sólo le dije que ni idea, que podía ser por  la hora y fecha, sino que le eché la mirada de la muerte. Y la sexta ya añadí un “¡joder que no lo sé!” a la mirada de la muerte y un gesto con la mano de “déjame en paz”. No está bien responderle así a un padre, para colmo no se enfadó, lo que hizo que me sintiera peor conmigo misma (porque no había obtenido un castigo por esa respuesta). Supongo que se daría cuenta que estaba siendo un poco pesado.
Y ahí no acaba la cosa. Desde pequeña me han dicho que soy el espíritu de la contradicción. Es cierto, pero también porque han alimentado ese espíritu de tanto llamarme así. Aunque sea algo claramente negro, yo digo verde y busco argumentos para demostrarlo. En mi interior sé que es negro, pero me opongo a dar la razón, sin razón alguna. Por ejemplo, compró mi padre un conjunto de recogedor y escoba muy chulos, pero la escoba era pequeña, como de enanito, era más decorativa que útil. Mi abuela dijo que con eso no se podía barrer (a no ser que midas 1 metro y tengas una casa minúscula). Pues yo me empeñé en que sí se podía, que mejor que fuera pequeña porque así cabía por todos los rincones, que además tenía las cerdas más blandas y así no lanzaba las “mijitillas”, sino que las arrastraba suavemente. Chorradas, porque más que escoba era escobilla (del WC). Era un coñazo y yo estuve un mes barriendo con eso con tal de no dar mi brazo a torcer, creo que fue el año que se me desvió la columna y me salió chepa. Entonces sí obtuve mi castigo.
No es que no se me pueda hablar o sea incapaz de mantener una conversación normal. es que soy una persona difícil, con mal humor y con una necesidad básica (dormir muchas horas, pero no me dejan, lo cual me irrita). Tengo mis días buenos. El otro día, después de 4 horas de esperar en una cola para hacerme el pasaporte y sólo haber dormido 3 horas, era la persona más simpática del mundo, hablé con todos los de la cola, respondía a todo el mundo con la cara alegre y buenas palabras y no me sulfuré en ningún momento, ni siquiera cuando mi madre me dijo 15 veces la hora a la que tenía que ir al pueblo.
En otras ocasiones no respondo mal porque esté molesta, sino porque se me ocurre una respuesta irónica que me parece original y tengo la necesidad de expresarme. Luego, dicha en voz alta, no queda tan bien, menos aún cuando ves la cara que se le queda al otro. De momento explico que es una broma, pero la mayoría de las ocasiones no funciona. Creo que no tengo mucha gracia, a otras personas los sarcasmos les quedan genial, por lo menos yo me parto.
Os prometo que en cuanto reacciono así me siento mal conmigo misma. No penséis que soy una mala persona con mal corazón, sino que soy una medio mala persona con medio corazón. No lo hago intencionadamente para hacer daño o estar a la defensiva sin motivo, es involuntario, pero empiezo a controlarlo después de 28 años (¡joder que vieja!).
Y esta es la razón por la que aprecio tanto a las personas que me quieren y me aguantan, a mis amig@s, a mi novio y mi familia, porque tiene mucho mérito quererme y soportarme, tienen que hacer un esfuerzo doble y yo lo valoro. Se merecen un premio: voy a seguir siendo así para seguir apreciando día a día su paciencia y buen corazón y así quererles más cada día y ser la persona que más quiere en el mundo y que más mala follá tiene, y cuanta más mala follá más amor ¡HALA!
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Salud y bienestar y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Ser y seguir siendo

  1. El Lado Oscuro dijo:

     HOLAAAA MI ANUKA! LA MÁS GUAPA DE MURCIA, ALMERÍA Y ALCALÁ DE HENARES!!!!! ZARAGOZA SE LO DEJAMOS A BIANKA EH! JAJAJA. TU NO TIENES DÍAS MALOS, SI ES IMPOSIBLE QUE ALCES LA VOZ, ES QUE NO TE VEO ENFADADA, QUE VA QUE VA!!! NO TE VEO ENFADADA PERO ME GUSTARÍA VERTE ALGÚN DÍA JAJA, PARA SEGUIR ALUCINANDO COMO CON LAS NOTICIAS QUE ME ACABAS DE DAR (EL VALVER, EL BAR… QUE PASADA!). Y QUE SEPAS QUE NOS VEMOS EN MADRID YA MISMO!!. MIL BESOS

  2. Ana dijo:

    JAJAJAJAJAJJA PERO QUE JODÍA ERES…
    PERO SI ERES UN SOLETEEEEEEEEEEEEEEE!!!!!!
    NO TE PREOCUPES QUE DÍAS MALOS TENEMOS TODOS (YO ÚLTIMAMENTE MUCHOS, NO SÉ POR QUÉ)… HAY VECES QUE REACCIONAMOS DE UNA MANERA MUY DIFERENTE A LO QUE HARIAMOS SI LO PENSÁRAMOS UN SEGUNDILLO… PERO NO POR ELLO DEJAMOS DE SER BUENA GENTE… ASÍ QUE P\’ALANTE LINDA, QUE TE QUIERO MUSHO WAPAAAAAAAAAAAA.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s