De mayor quiero ser… un libro de quejas/reclamaciones

Cada vez que hay una reunión familiar ocurre lo mismo: se hace un repaso exhaustivo a Vanesa:
– cuándo te vas a comprar una casa
– estás muy gorda
– sácate unas oposicionesSon los temas preferidos para tener una conversación familiar amena, distendida, alegre, tranquila, etc.
Parece que el resto de los integrantes de la familia no tienen ningún defecto que resaltar, por lo visto soy yo la oveja negra que todo lo hace “mal”, me he descarrilado porque soy la única de la familia que no es funcionaria, que está gorda y que no es propietaria de un inmueble. Los demás son perfectos porque cumplen los requisitos básicos para pertecer al clan.Hasta hace unos meses el principal era el de las oposiciones. Ahora ha cambiado a “cómprate una casa”, y están emperrados en que me compre lo que sea, donde sea. Por más argumentos que les damos Antonio y yo, no hay manera de hacerles comprender nuestro punto de vista. No ya comprender, pero por lo menos aceptar nuestras razones.
Y entre “por qué no miras estas promoción, por qué no compras lo otro de más allá”, siempre hay alguien que se encarga de hacer notar a todos que peso más de la cuenta en tono jocoso, o quien me dice “procura no comer mucho, y de eso no comas que engorda”, o “luego te irás a andar un par de horas por lo menos ¿no?”.Es estresante tener reuniones familiares en mi situación, aunque según su punto de vista soy tonta por tomarme tan en serio todo lo que me dicen. No sé si será mi poco aguante o su insistencia, pero para mi es un agobio, voy con miedo y muchas veces ya voy preparada para dar contestaciones a todos, así que me voy calentando por el camino mientras pienso lo que me espera, lo cual no mejora la situación. Para colmo hay que añadir las protestas del troll cada vez que hay una comida en casa. Al final todas las quejas vienen a mi, las malas caras, las reclamaciones… soy como el libro de quejas de Renfe.

Me dicen que tengo mal carácter, que me enciendo muy pronto. Será porque estoy ya quemada, será porque soy así, será porque, como he dicho, me voy calentando por el camino yo sola, y será también y sobre todo, porque no atienden a razones, a nuestras razones, que para mi son las válidas.

No escuchan cuando les dices que quieres vivir en esta u otra zona de Granada, que no estamos dispuestos a irnos a cualquier sitio sólo por tener una casa. Ellos insisten en que en tal pueblo del cinturón hay unas casas muy bonitas y baratas, que tal piso de tal calle (a tomar por culete) está muy bien, etc. Pero es que yo no quiero irme a vivir a un pueblo, ni me gusta esa calle que me dices, ni ese barrio, no quiero vivir ahí.

¿Que me compre una casa donde me gusta? claaaro, eso quisiera yo, pero con nuestro sueldo y pagando el coche no podríamos pagar además una hipoteca. No quiero estar 40 años pagando, no quiero privarme de viajar, de darnos un día un caprichito, de irme a cenar un día con mi pareja a tal restaurante, no poder ir al cine, no quiero llegar a fin de mes ahogada, o pedir dinero a la familia porque no me llega, no quiero no poder disfrutar de nada en la vida. No quiero comprarme una casa para estar encerrada en ella sin poder hacer nada más en la vida. Así no se disfruta de una casa, y menos de una vida.

Donde vivo de alquiler estoy a gusto, tengo todo cerca, tiendas, bancos, familia, me planto andando en cualquier sitio sin coger autobús ni coche, veo la Alhambra y Sierra Nevada desde el piso, tengo el trabajo cerca y cogemos el coche sólo por placer, no tengo que tragarme cada día los atascos que se montan, no tengo que salir de mi casa con 1 hora de antelación, no tengo que coordinarme con Antonio para ver quién se lleva el coche, quién recoje a quién, ni a qué hora pasan los autobuses, me ahorro al mes 200€ en gasolina, que es lo que me costaba antes tener que ir a Juncaril  a trabajar, porque eso es otra cosa: las casas están baratas en los pueblos de alrededor, pero ¿te has parado a pensar que lo que te ahorras en hipoteca lo gastas en coche y tiempo? a mi no me parece calidad de vida depender de coche y autobús.

¿Que un alquiler es tirar el dinero? Pues para mi, tirar el dinero, es pagarle al banco cada mes 800€ (como mínimo), por una casa que no vale ni la mitad de lo que me están cobrando, para que se enriquezcan más los banqueros, constructores, inmobiliarias o anteriores dueños y yo me quede pobre. No pienso formar parte de la especulación, no quiero aparecer en las estadísticas de los millones de estafados con las viviendas.

Además, tu casa no es tuya hasta que se la pagues al banco. Te la pueden embargar en cualquier momento y te vas a la calle. Pero deja de pagar el alquiler y lo más grave que te pasa es que te buscas otro, no tienes que pasar por el drama de quedarte con muebles y enseres tirados en la calle (o embargados también).

Para comprarse una vivienda, en nuestra situación, hay que sacrificar muchas cosas, comodidades, y no estoy dispuesta (todavía). No es que no quiera tener mi casa, claro que quiero, pero quiero tener la casa que quiero, no la que puedo.
Claro que es mucho mejor vivir en la casa de uno, puedes poner los muebles que quieras, puedes pintar como quieras, puedes hacer obra si algo no te gusta, puedes cambiarlo todo, arreglar las cosas sin tener que avisar al casero, no depender de nadie, pero son males menores, por ahora los aguanto, lo que no aguantaría es no poder ni hacerle un regalo a mi pareja en su cumpleaños porque no me llega para la hipoteca.

Creo que no es tan difícil de entender. Son elecciones en la vida, unos eligen llevar una vida clásica y tradicional: casados, con niños, los domingos van a comer paella con los suegros y viven en una urbanización recién construida en un pueblo a 5 km de la ciudad donde no hay ni una panadería cerca, ni un supermercado, ni un bar, sólo casas adosadas, y nosotros elegimos… otra cosa.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Salud y bienestar y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a De mayor quiero ser… un libro de quejas/reclamaciones

  1. ANTONIO JESÚS dijo:

    ¡Hola Nane!, antes de nada pedirte perdón por la tardanza en contestar, aunque supongo que ya estarás acostumbrada…La verdad es que no tengo mucho que aportar a lo que has escrito ya que pienso exactamente igual que tú.A todos nos gustaría poder tener una buena casa o piso, pero desgraciadamente no es tan fácil. Los padres siempre quieren lo mejor para uno pero eso no supone que lo que ellos quieren sea realmente lo mejor o lo realizable.Ya sabes que a veces son muy “quemasangres” y que no se paran a pensar las cosas, solo sueltan: “mira este piso allí, mira esta casa allá …”. No se detienen a valorar pros y contras, no piensan en que no tenemos sueldo de ministro y que estar de alquiler es una opción que nos facilita llegar a fin de mes y poder tener algún capricho que otro (viaje, ropa, cenar en un restaurante, etc).Además en tu caso también te atacan con la gordura y con lo de ser funcionaria, como si fuera lo más fácil del mundo estar delgado o conseguir plaza en una Administración. Como son metas tan asequibles habrá que poner otros objetivos, como por ejemplo: hacerse multimillonario o ya puestos astronauta ( ya se que exagero).Lo que no es justo en nuestro caso es que nos comparen con tus herman@s, ambos son funcionarios y tienen sus casas/piso, pero es que hay que tener en cuenta la diferencia de edad que tienen con nosotros. Ellos se han comprado casa después de bastantes años de trabajo y nosotros acabamos de conseguir puestos estables. Qué nos dejen unos añitos de margen y ya hablaremos de comprar casa, piso o castillo.Bueno, ya sabes que hay que tomarse esto con calma y que no hay que dejarse presionar por las familias (que la mía también da la vara con muchas cosas). Vamos a vivir nuestra vida, que ya somos adultos (bastante adultos) y no tienen porque estar controlando todo.Te quiero. Muchos besos.

  2. Susana dijo:

    Calidad de vida que se llama…sólo que para unos la calidad de vida es lo que para ti y para mi es un infienno!!!! si tiene que llegar la casa, llegará! por ahora lo importante es que estéis agusto y que disfrutéis vuestra casa…porque es eso…vuestra casa! :-)Besines grandes y aunque cueste (y sé que cuesta porque te leo y me veo en algunas situaciones reflejada) tenemos que seguir haciendo por ser nosotras sin tener que dar cuentas de todo, sin tener que justificar cada paso, sin tener que entrar en el dichoso molde que nos plantifican…¿¿y sabes qué?? que acabaremos convenciéndolos (o cansándolos) jejeje!! ya verás!! besines grandes parejilla y sed felices!! es lo único que cuenta!! 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s