Darth Vaner vs. los cinofóbicos

He llegado a la conclusión de que la gente es gilipollas.

Sí, ahora, casi a los 32 años, ¿qué pasa? Es que aún tenía la esperanza de encontrar a alguien que no lo fuera, pero ha sido imposible. Desisto.

Ayer iba por la calle, volvía de pasear a mi perro y me encontré con una mujer que conozco de “hola y adiós” tan sólo. A la simpática no se le ocurre otra manera de entablar conversación que diciendo “vaya coñazo tener perro, da tanto o más quehacer que un niño”.

Yo le contesté que no, que no da apenas trabajo, lo paseas y listo, cuando llegas a casa te puedes olvidar de el prácticamente. Y el mantenimiento sale más barato.

Ella insistía en que pasearlo era un coñazo y yo le replicaba que a quienes nos gustan los perros no nos importa, que yo venía de estar un rato jugando con el y me lo había pasado muy bien, lo disfrutas y haces ejercicio. Pero si no te gustan los perros claro que es un coñazo todo lo que tenga que ver con ellos.

Me contó que en su casa había perros, supongo que se refería a cuando vivía con sus padres, pero que ahora no, que a sus hijos les da miedo y que no iba a hacer nada por remediarlo porque como no tenía intención de tener perros…

Mi respuesta fue que era mejor que se llevasen bien con los perros porque habiendo 20 millones de mascotas en España, iban a tener que relacionarse con ellos quisieran o no quisieran, así que mejor tener una actitud positiva hacia los animales.

Insistió en que no iba a tener animales en casa y que para qué.

No me dio tiempo a decirle que ella no tenía intención de tener perro, pero posiblemente las madres de sus amigos, las futuras novias, los vecinos del barrio, etc, sí tuvieran intención de tener perro. ¿Qué iba a hacer su hijo entonces? ¿quedarse en casa?

También me quedé con todas las ganas de decirle que era una mala madre por no darles a sus hijos una buena educación. No sólo hay que enseñar a los niños a decir gracias y pedir perdón, también a convivir con el resto de habitantes del Mundo, incluidos los animales.

Tener un miedo irracional no facilita la convivencia ni la felicidad del niño y que tus padres no hagan nada por remediarlo no les favorece. En muchas ocasiones hasta alimentan ese miedo, como en este caso que cuento, en lugar de ayudar al niño con su miedo, pasa de él, que lo tenga, ¡se la sopla!. Me apuesto un penique a que por las noches le dice “Pepito, si no te duermes vendrá un perro grande y te morderá el culo”. Y ahí lo deja con sus pesadillas.

Y todos sabemos donde lleva el miedo: al odio. Y todos sabemos donde te lleva el odio: al lado oscuro.

Y luego nos preguntaremos porqué hay personas que maltratan, en qué han fallado esos padres, en qué falla la sociedad… pues en no dar educación ni transmitir unos valores firmes y justos. En que si a mi hijo no le gustan los perros y a mi tampoco, estupendo, se parece a mi, es que es maravilloso y perfecto mi hijo, ¿para qué le voy a enseñar respeto y tolerancia? No le hace falta, mírame a mi que buena persona soy. Y el día de mañana, cuando un perro le moleste y le de una patada, no pasará nada, el perro se lo merece por ser perro y mi hijo ha hecho algo justo.

Y quien dice perros dice personas, porque, aunque parezca descabellado, quien es capaz de hacer daño a una criatura indefensa y más débil que uno mismo, hace daño a quien se le ponga por delante, quien es cruel lo es sin más distinción y no tiene escrúpulos en ningún caso. ¿O es que habéis visto a algún filántropo darle una paliza a algún animal? Sin embargo sí es más fácil hacerse la imagen de un garrulo pegando a su mujer y luego ahorcando al perro porque ya no sirve para cazar.

No quiero decir que todos los niños que no reciben una educación sobre respeto, convivencia y tolerancia hacia los animales vayan a ser unos maltratadores o asesinos, pero tampoco los veo indiferentes ante la tenencia de mascotas.

Como por ejemplo otra persona que me ha molestado muchísimo esta mañana. A esta persona sí la conozco más, vamos, diariamente tengo que lidiar con sus idioteces y paso horas escuchando historias absurdas y desvaríos varios. Y no porque esté senil, sino porque se le suelta la lengua y no controla lo que dice.

Resulta que pasaba una mujer con su perro y se vuelve hacia mí y me dice con tono dulce y encantador, con esa voz tan melodiosa que le caracteriza (léase con ironía):

– ¡Qué mierda de perros! Venga pasear… no sé cómo la gente puede. Es que no sirven para nada. En el campo cuidan de otros animales, o cazan o lo que sea, pero en la ciudad ¿para qué?

Le digo que no tienen que tener una utilidad, que a quienes nos gustan no nos importa pasearlos (siempre el mismo tema, el paseo del perro, como si es que fueran a darte una paliza cada vez que lo paseas, no sé qué se imagina la gente que es pasear al perro…).

– Es una mierda. Un perro no sirve para nada. Si por mí fuera, ni un perro habría en las ciudades. Y eso que mi hija quiere perro. Pero es que no sirven para nada, para cagarse por todos lados. La gente es muy rara, tiene unos gustos muy raros.

No puedo explicar el tono desagradable y de desprecio que ha utilizado. Me he sentido muy ofendida pero no he tenido más remedio que callarme, si no hubiésemos acabado mal, ya que se me han venido a la cabeza rarezas que echarle a la cara y utilizar un tono todavía más ofensivo y humillante, pero era mejor no empezar una discusión. Sobre todo porque es mi jefe.

Inmediatamente me he ido a un espejo a mirarme, porque parece que llevo un cartel que pone “quejas y reclamaciones sobre animales AQUÍ”.

Y no, no es así, no tengo nada escrito.

Ya me estaba acostumbrando a que la gente se apartara de mi lado cuando voy con el perro, incluso los que tienen perro, pero que todos los “odiadores de animales” vinieran a mi es nuevo.

Lo explico: mi perro es un braco alemán, es un perro de tamaño mediano/grande, según quién lo juzgue, y mucha gente cree que por medir  más que un chihuahua es agresivo, malo, va a comerse a alguien, está a punto de atacar, su plato preferido son los niños crudos, tiene ansias de sangre… y por consiguiente se retiran, dejan una distancia prudencial con el perro y los que pasean con otros perros suelen hacer lo mismo o coger al perro en brazos, que es peor.

Normalmente, tanto Antonio como yo, les echamos una mirada de reproche o hacemos algún comentario como “no hace nada, es muy bueno”, y siempre contestan lo mismo “no, es que es este… este es muy comprometedor… ladra a todos… tiene malas pulgas”, etc, pero sus ojos y sus movimientos dicen “estoy acojonado ¿y si me hace algo?”.

Llevan razón en una cosa: sus perros son los peores, nada socializados, nada cariñosos, juguetones ni amistosos. Esos perros que siempre van en brazos o que sus dueños no dejan relacionarse con otros perros son los malos, los que ladran sin motivo cuando ven pasar a mi perro, los que se ponen agresivos con otros perros y los provocan ocasionando algún susto.

Tanta pasión por los yorkshire, los bull dogs franceses, los West Highland y pulgas varias, y no les dan educación ninguna, les hacen creer que están por encima de otros perros, y para colmo los malos son los demás.

O si no te vienen con el típico comentario “un perro tan grande en un piso, ¡qué lástima!”. ¿Lástima de qué? ¿acaso lo tengo metido en un cajón? ¿acaso el perro necesita estar todo el día corriendo y saltando por un campo de rugby? ¿sería mejor que estuviera en una perrera? Está claro que cuanto más espacio mejor para todos, ya seas humano, perro, gato o periquito, pero un piso de 90 metros cuadrados para un perro está muy bien, vive como un rey, tiene su espacio, más del que tienen los perros de los cazadores, sale 3 o 4 veces al día al menos 1 hora cada vez, más de lo que salen la mayoría de los perros (y no hablemos de los perros de los cazadores… que hay días que ni ven la luz), lo llevamos al campo todos los fines de semana, va suelto por la calle, juega con otros perros, come pienso de alta gama (¡y a veces jamón ibérico!), recibe cariños y mimos continuamente, en los días de calor le echamos cubitos en el agua (le encantan, para comérselos y para jugar) y le ponemos el ventilador, le compramos juguetes caros y divertidos, ¿lástima de qué? ya quisieran muchas personas vivir como mi perro.

O si no te vienen con el típico comentario “con la de gente que hay muriendo de hambre y pobreza y este perro vive como un marajá”. Bueno, si yo pudiera darle de comer a toda esa gente lo haría, seguro. Para eso somos socios de Cruz Roja y colaboramos con Unicef, pero es que lo más que está en mi mano es esto, recoger a este perro de la calle y cuidarlo. Y ya que puedo, lo cuido bien. No tendría sentido recogerlo para tenerlo en malas condiciones sólo porque hay gente muriendo en la pobreza.

Definitivamente, la gente es gilipollas.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Protesta y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Darth Vaner vs. los cinofóbicos

  1. Antonio Jesús Romero dijo:

    ehhhhhhhhhh!

    Que el comentario es mio, No de ese tal anonimo.

  2. Anónimo dijo:

    Hola.
    ¡Más vale tarde que nunca! Así que paso a opinar sobre tu texto. Lo malo es que como tengo ideas muy parecidas a las tuyas, pues no va a haber mucha diferencia entre tus opiniones y las mías.

    Ni decir tiene que llevas más razón que un santo jejeje… No se ha que viene que la gente te diga que es un coñazo sacar al perro, y la preguntas que me vienen a la cabeza:
    ¿Es esa persona la que va a pasear a mí perro para que le moleste tanto esa actividad?
    ¿Llega a entender esa persona lo que supone disfrutar de un paseo con tu perro?

    Está claro que si no te gusta algo pues es muy probable que te parezca un coñazo. A mí no me gusta la semana santa, pero no se me ocurre decirle a un costalero que vaya coñazo llevar el paso de la virgen. Lo único que me puedo llevar es una mala contestación y con razones, pues para esa persona es lo mejor del mundo.

    Una de las actividades con las que más disfruto es con un buen paseo por el campo con mi chucho. Y el que no lo entienda pues que no se compre/adopte un perro porque está claro que no sabe lo que es disfrutar con tu mascota.

    En cuanto a la educación hacia los animales estoy totalmente de acuerdo contigo. Parte de la educación de los niños (y adultos) tiene que abarcar el respeto y el conocimiento de otros seres vivos. Las razones son muchas y creo que todos las conocemos.

    Y por supuesto que es vital la propia educación de los animales y sus dueños. No hay nada más ridículo que una señora con su Yorkshire ladrando a diestro y siniestro, creando situaciones de posibles peleas con otro perros, molestando con su larga y kilométrica correa (¿recogida de firmas para acabar con esas laaaargas correas?) a todo viandante, etc.

    En fin a veces pienso que con el tema de los animales estamos a siglos de ponernos al nivel de otros países europeos.

    Nada más. Te quiero mucho.

    “La conmiseración con los animales está íntimamente ligada con la bondad de carácter, de tal suerte que se puede afirmar seguro que quien es cruel con los animales, no puede ser buena persona. Una compasión por todos los seres vivos es la prueba más firme y segura de la conducta moral.” Arthur Schopenhauer.

    • Muy buena la comparación con la Semana Santa: para mi es un coñazo llevar un palio, pero más coñazo me parece que durante una semana no se pueda salir a la calle porque están todas cortadas con las pu… procesiones. Pero mira, mejor no sacar ese tema porque es lo que tu dices, te puedes llevar una mala contestación (y alguno hasta te puede dar de hostias). ¿No he hecho ningún post sobre la S.S.? (sí, sí, va con coña lo de S.S.)
      Genial Schopenhauer. Desde pequeña he escuchado la frase “los que no quieren a los animales son malas personas” y pensaba que lo había inventado mi madre, pero veo que no, jajajajaa.
      ¿Dónde es la recogida de firmas para acabar con las correas extensibles? ¿no es mejor llevar al perro suelto que reliándose con todo el que pasa?
      En fin, yo también te quiero.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s