CINCUENTA SOMBRAS

Evidentemente me refiero a las Sombras de Grey, la tan famosa trilogía de moda.

Me los empecé a leer porque mi prima me insistió mucho y sentí curiosidad. No los conocía hasta que ella me dijo que se los estaba leyendo, no había oído hablar de ellos, ni había leído nada al respecto. Así estaba yo de desconectada del mundo, porque luego me di cuenta que están por todos lados.

Lo primero que me llamó la atención es que los personajes me recordaban a los de Crepúsculo. Cuando busqué información sobre los libros fue cuando me enteré que están basados en una fanfiction, así que no iba yo tan descaminada…

¿Acoso o seducción? Allá donde va Ana, está Christian presente, él lo sabe todo de ella, hasta la talla de bragas, sabe dónde está en cada momento, qué está haciendo, con quién, cómo y porqué. Christian tiene suerte de ser una cara bonita y millonario, porque si fuera feo y/o pobre ¿ella le habría dejado acosarla así?

¿Es un maltratador Christian? no lo sé, es muy confuso… ella sale con un amigo a tomar una cerveza y no se le ocurre mejor forma de “castigarla” que darle una paliza, además disfruta y le excita muchísimo esa situación. Me parece muy humillante para una mujer dejarse azotar por su pareja sólo porque luego habrá sexo o porque a él le hace feliz. No creo que sea bueno dar esa imagen en un libro: la mujer dejándose pegar por el hombre, UF! Que luego resulta que si ella no quiere, él no le pega, pero él quiere, lo desea, lo echa de menos, le excita hacerlo.

El hecho de que Christian sea así hace que me gusta más mi vida normalita, con gustos sencillos. Y hasta aquí puedo leer!

¿Anastasia es anoréxica? la pintan como una mujer muy delgada, a la que le gusta estar así de delgada, apenas come, de hecho hay días en los que no come y cuando Christian le obliga a comer algo, con 2 bocados ya está llena a reventar o deja el plato porque no quiere comer más. Otro detalle que no creo que sea bueno para las fans de la trilogía. Además, cuando no comes con regularidad (una regularidad normal, quiero decir), el aliento huele mal, porque las tripas están retorciéndose y no tienen nada que digerir, pero en los libros no dice que a ella le huela el aliento… ¿por qué? ya, porque no sería erótico.

El éxito de los libros, sobre todo entre mujeres, creo que se debe a que es la típica historia de Cenicienta, sumado a las similitudes con Crepúsculo, que ya había tenido mucho éxito y las descripciones de las escenas de sexo.

Ella es la típica Cenicienta moderna: guapa, inteligente, familiar, culta, prudente, buenas notas, responsable… es una chica ejemplar, cualquier suegra estaría encantada de tenerla en la familia y encima es virgen. Y digo yo ¿existen chicas así tan perfectas? y si existen, ¿cuántas habrá en el mundo?.

Luego está el típico chico guapísimo, con gran corazón, humilde (!!), filántropo, generoso y rico riquísimo multibillonario, inmensamente rico, que aquí sí que me pregunto ¿existe? no, no puede ser, imposible! alguien así de rico y guapo no es humilde ni generoso ni filántropo, en la realidad sería un creído, arrogante, presumido, egoísta, pedante e insoportable pijo. Bueno, la verdad que en el libro a veces lo pintan así de estirado, pero la mayor parte del tiempo es el hombre perfecto en todos los sentidos: sería capaz de dar su vida por su amor y no tiene reparos en hacer lo imposible por hacerla feliz, deja todo por ella cuando sea (y es inmensamente rico, no nos olvidemos).

Lo que os digo: una quimera. ¿Quién amasa millones de dólares y crea un imperio antes de los 28 años?

Él se enamora de ella y hace lo que está en sus manos (que es todo) para conseguirla. ¿No es Cenicienta? pues algo parecido pero sin tanto drama en la vida de ella.

Y el hecho de que él domine a la gente con una mirada y una sonrisa. Todas las mujeres caen rendidas a sus pies, hacen lo que él quiere sólo con mirarlas. ¿Todas las mujeres tienen los mismos gustos? ¿a ninguna le parece normalito o feillo? ¿todas sienten atracción por la perfección personificada mezclada con un halo de “escondo algo oscuro”? es “demasié” ya!

Y para colmo todo lo que es Anastasia le tiene cautivado: su poca experiencia, su aparente debilidad que luego resulta ser fortaleza, su valentía, su insumisión… incluso lo que no le gustaba de otras mujeres, en ella es maravilloso. ¿Quién no quiere un hombre que suspire por nuestros pedos?

Y es que hemos escuchado tantos cuentos sobre jovencitas y príncipes que las rescatan que soñamos con nuestro príncipe azul desde pequeñas y este libro es eso, la historia de amor que todas quieren, una vida de ensueño.

Añado más detalles que puede que le hayan garantizado el éxito: las mujeres queremos una pareja que garantice nuestra seguridad y la de nuestra prole, estamos genéticamente programadas así. Y Christian es un hombre muy, pero que muy preocupado por la seguridad de Ana, por su salud y por su bienestar, se desvive por ella.

Y añado más: él tiene su lado oscuro pero está dispuesto a cambiar por ella. Accede a traspasar sus límites, a cambiar su vida, sus gustos… por una chica a la que acaba de conocer y que no es lo que él esperaba.

Es normal que tenga éxito entre las mujeres: refleja a un hombre perfecto para nosotras (aunque no real) y nos permite soñar con esa vida que nos ofrece. Y no me extraña que no tenga tanto éxito entre los hombres, porque no querrán saber qué no están a la altura de Christian ni juegan en la misma liga.

Machismo: está el libro lleno de situaciones machistas. Ella es la que se deja querer, mimar, consentir, golpear, es la sumisa (¿o no?), él es el que le pega, la somete (¿o no?), el que la hace sentir especial, el que se curra todos los detalles románticos, no quiere que trabaje, quiere que siempre esté sexy y perfecta… En un punto del libro él se queja de que el ex-marido de su ex-amante (Elena), la trataba como una mujer florero, y sin embargo es Christian mismo el que le pide a Ana que deje de trabajar, y exige a todas sus sumisas (por contrato) que siempre estén depiladas del todo, y les compra a todas ropa que él tiene que aprobar, y en varios pasajes se hace evidente su posesividad con las mujeres.

¿Qué hace a Christian tan atractivo? que aunque sea controlador, acosador, dominante y autoritario, también es dulce y romántico en ciertos momentos muy bien elegidos por la escritora para que a la lectora no le parezca una persona horrible, hay más flores y corazones de los que Christian admitiría (si existiera). Quien haya sido acosada o perseguida sabrá que no es una situación agradable, el salir a la calle con la sensación de que te están espiando y siguiendo, observando cada movimiento tuyo… es horrible.

Por otra parte Christian tiene una fobia: que le toquen, por sus traumas infantiles, y eso le hace que se nos enternezca el corazón a las mujeres. La autora vuelve a llamar a los instintos maternales, por eso tiene éxito en las mujeres más que en los hombre también.

Lo que hace mantener el interés en el libro y seguir leyendo es la historia personal de Christian, cómo ha llegado a ser quién es y qué le paso en la niñez. Esos datos se van dando muy esporádicamente, prácticamente hasta el final de la trilogía no se esclarece todo. Por supuesto también las escenas sexuales, ¿quién no tiene interés en aprender más? ;))

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Cine y series, Reflexiones y etiquetada , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a CINCUENTA SOMBRAS

  1. Antonio Jesús Romero Jiménez dijo:

    Pues al final no me queda claro si te ha gustado el libro o por el contrario te ha parecido una pérdida de tiempo.

    Ya me comentaste que los libros tenían como fuentes a los de la saga Crepúsculo con lo cual para mi han dejado de tener interés alguno. Y a lo anterior hay que añadir el machismo, la violencia contra la mujer, la idealización de las relaciones de pareja, la superficialidad, etc.…

    Opinión en El País:
    Seguro que hay una explicación convincente, pero a mucha gente de mi generación no deja de desconcertarle que una mediocre novela repleta de orgasmos de opereta y pornografía aceptable por el mainstream, y que cuenta una historia de sumisión y esclavitud femenina (voluntariamente aceptada) haya conseguido apasionar a millones de lectoras del mundo anglosajón, que es, precisamente, donde más se ha desarrollado la libertad de la mujer (incluida, desde luego, la sexual) y menores son las diferencias profesionales y sociales entre sexos. Qué tiempos.
    http://cultura.elpais.com/cultura/2012/07/10/actualidad/1341944314_173778.html

    Muchos besos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s